Archivos Mensuales: mayo 2012

Manuel Bartual, el invitado que SÍ se había preparado para la primera pregunta de la entrevista.

¿Se acuerdan de cuando yo le preguntaba al invitado qué méritos había hecho para venir al programa y siempre me contestaban aquello de “porque soy tu amigo”? Pues ha costado veinte programas, pero finalmente ha aparecido alguien que no sólo no se ha referido al vínculo de amistad que nos une, sino que se había preparado la respuesta.

Y el resto de la entrevista fue así de bien o incluso mejor. Y eso que Manuel Bartual es un señor que tiene demasiadas cosas entre manos como para resultar aburrido: Hace tebeos, cortos, tiene una editorial… Y por si todo eso fuera poco será recordado por muchos niños como la persona que les desentraño los secretos del sexo.

Pero no piensen mal. O sí, que para eso he escrito una frase deliberadamente ambigua: Piensen mal y pinchen el play para salir de dudas o acudan a este sitio para la descarga.

Anuncios

Carlos Vermut, el invitado que probablemente perdió al menos a la mitad de sus seguidores en menos de una hora de entrevista.

Seamos sinceros: Hace falta ser muy valiente para admitir públicamente que te gustan Malú y Mónica Naranjo. Muy valiente o estar muy loco, pero así son los invitados de Viva la Gente, amigos.

Carlos Vermut confesó su debilidad por toda la música hecha desde el corazón, nos explicó como le vendería su película Diamond Flash durante un banquete de primera comunión y explicó su irresistible atracción por los Power Rangers. ¿Raro? Puede que a priori sí, pero es que luego, cuando lo pones todo junto, te das cuenta de que todo encaja a la perfección, como demuestra este vídeo:

Si no estuvieron ustedes este sábado en The Wall escuchando el programa en directo pueden apretar el play o, ya saben, ir aquí para descargar el programa. Hale, a volar.

Félix Buenaventura VIII, el invitado que es clown y payaso al mismo tiempo.

Hacía tiempo que no traíamos un cómico al programa y es una pena porque los tengo a todos muy a mano, como se podrán imaginar.

El que vino este sábado, no obstante, es una rara avis en el panorama cómico nacional básicamente porque lleva años instruyéndose en las más diversas disciplinas escénicas. En otras palabras, el chico se lo toma en serio.

Buenaventura nos contó cómo fueron sus no demasiado esperanzadores comienzos en nuestro país, habló de formas alternativas de ganarse la vida cuando no te apetece ir a actuar a pueblos remotos de nuestra geografía para acabar en el pilón y, en resumen, se portó como el tío majo que es.

Pero eso, que le den al play de una maldita vez. En este otro sitio tienen la descarga, ya saben.